En mi opinión, es primordial que exista una nueva Ley de Universidades que se concatene con la realidad que vive el país, no puede ser que continuemos anclados a lo viejo (1970), cuando hubo un cambio en nuestra Constitución desde el año 1999. Es de suma importancia rescatar un sector tan importante como lo es la educación universitaria. Como es posible que desde el año 2002 nuestro Ministerio sea "Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria" y nosotros continuemos usando la palabra "Superior" en los contenidos curriculares de los Programas de Formación Universitaria.

Esta nueva Ley nos habla de: Autonomía, carácter público, gratuidad, democracia participativa y protagónica, democratización del ingreso, calidad, pertinencia, innovación, interculturalidad, universalidad y territorialidad, es decir, igualdad, ven la educación como lo consagra la CRBV,como un derecho de todos y todas, no el acceso para unos pocos. Es importante el Control externo hacia las Casas de Estudio, para corroborar que lo establecido en la Ley se cumpla y no se juegue más con los derechos que le corresponden a los Profesores (as), estudiantes, personal administrativo y obrero. Maribel Niño. C.I. N° V-10.480.997.