LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN VENEZUELA



“Las instituciones de educación superior han sido creadas para responder a las demandas y cambios sociales, sean éstos de orden políticos, económicos, tecnológicos o científicos en una determinada época, lo que implica que su estructura y funcionamiento, tanto académica como administrativa, deban ir orientadas a la satisfacción de esas demandas y necesidades” (Caraballo, 2009, p. 136). Sin embargo, la polémica en torno a los procesos de cambio que deben llevarse a cabo en la educación superior, como resultado del impacto que producen en ellas las TIC en la región de América Latina, apunta a espacios que se encuentran aún rezagados de la modernidad, e incorporados de manera desigual a la globalización (García-Guadilla, 2003; Martínez, 2003; López, 2004)

Por otra parte, la acelerada tecnologización de la vida cotidiana donde las TIC juegan un papel preponderante, como instrumento para la creación de nuevos escenarios para la producción y para la socialización, exige a la universidad una verdadera transformación (Caraballo, 2009). En ese sentido, en el marco de la maestría Educación Universitaria se presenta el curso o unidad curricular: EDUCACIÓN SUPERIOR EN VENEZUELA con el propósito de analizar, reflexionar y profundizar en los aspectos relacionados con la educación superior desde la etapa de la conquista y colonización, pasando por la construcción de la República hasta llegar al siglo XXI. Haciendo énfasis en cuestiones de actualidad que tocan de cerca a la educación superior como el discurso de la postmodernidad, la educación permanente o life long learning, la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación, los entornos virtuales de aprendizaje (EVA), nuevos paradigmas educativos, actualización docente, la globalización, la equidad, pertinencia social, la gratuidad de la educación superior, la investigación para el cambio social y el desarrollo, entre otros, los cuales tienen que ver con esas transformaciones que se están dando no solo en Venezuela, sino en el mundo y los cuales deben considerarse para gestar esa nueva universidad de cara a los desafíos que plantea el siglo XXI.


Saludos cordiales,

Prof Rosana Caraballo